No diga futuro, diga Hitch Content©

Años 80, la publicidad estaba llorando en una cuna mientras algunos nuevos formatos intentaban calmarla a codazos improvisados.

El mar rojo estaba abriendo sus aguas y algunos judíos, transformados ahora en publicistas, seguían a su Moisés particular para no ahogar al sector entre lágrimas de impotencia.

Aunque parezca algo muy moderno y de analista social 7.0, eso de que los consumidores necesitan construir vínculos con las marcas para confiar en ellas y fidelizar sus compras (y viceversa) ya resonaba por los rincones del sector desde antes de nacer si quiera las redes sociales.

El product placement llegó al patio robándole el bocadillo a los más pequeños, se hizo grande y copó nuestras televisiones, algunas aún en formato bicromático.

Una nueva forma de conectar con el consumidor había llegado para quedarse, ya no valía con colocar a un tipo con traje de pana y olor a cigarrillos Laramie que te dijese lo fantástico que era el nuevo ‘’Ford Mustang 500 D Sport’’, si no que el público ahora quería verlo en acción.

Aún no lo sabían pero lo que querían realmente era ver sus cereales dentro de su serie favorita e ir al cine y reconocer su nuevo coche en esa persecución por Miami.

La senda quedó abierta y el camino llevó nuestros pasos hasta el país de Oz, donde el Branded Content fulminó a su hermano pequeño y eso que llaman ‘’Comunicación 3.0’’ empezó a llenar más auditorios que Bruce.

Ya no había que mostrarle al público, había llegado el momento de enamorar, de sugestionar, de construir vínculos a través de una comunicación multicanal y omnicanal.

¿ON y OFF? Que va, ya se habla de 360 y activación, conceptos que se entremezclan con (demasiada) soltura junto a otros como transmedia e innovación digital. Como decía radio futura… ‘’El futuro ya está aquí’’. Paradójicamente lo dijo un grupo de los 80’, aquella generación que nunca se ha llegado a ir del todo, quizá porque el futuro aún vive en ella.

¿3.0? ¿4.0? ¿5.0? ¿Por cuál vamos ya?

Ni el propio sector lo sabe, está demasiado ocupado hablando de que hay que usar diferentes canales para lanzar los nuevos mensajes y captar la atención de la audiencia. Que hay que hacer contenido de calidad para diferenciarse y crear una estrategia donde la marca es parte de la experiencia del consumidor.

Bien, estamos en el mundo. Perfecto. Pero… ¿Qué pasa cuando el formato sobrepasa a los propios creadores de contenido?

Me refiero, el Branded Content nació para hacer evolucionar el sector, ¿cuándo? ¿dónde? Qué importa eso, lo importante es que consistía en hacer las cosas de otra forma. Pero el problema aparece cuando el miedo a no hacer BC es más fuerte que la pasión por hacerlo, y este, se acaba convirtiendo en un FIN, en vez en un MEDIO.

Aquí es donde quería llegar, lo sé, no he cogido el camino recto para contároslo, pero… ¡Qué aburrida sería la vida si fuese fácil!

Hoy os traigo un nuevo concepto, os vengo a presentar una nueva metodología (o al menos, a hacer una pequeña introducción sobre ella), una nueva forma de entender el sector y de cree(a)r en él.

Preparen sus Almax y saquen los ventolines, Felipe, desempolva los cañones y apunta al cielo, Fredie va a gritar aquello de ‘’Show must go on’’ entre una nube de hype color púrpura. Nuestro bebé está a punto de nacer y hoy me siento más padre que nunca en mi vida, con lágrimas de emoción en mis ojos miro al sol y me siento como Mufasa levantando a Simba frente a la sabana. ¡Aquí os traigo al heredero!

Bienvenido al mundo:

HITCH CONTENT©! 

¿Y qué es Hitch Content©? Buena pregunta.

Hitch content© es una estrategia creativa que busca crear un contenido especializado de tu marca para optimizar el impacto en tus clusters, y así, conseguir conexiones de valor en el tiempo que te ayuden a mejorar tus resultados.

Lo sé, chapa. Pero era necesario ponerla (no me culpéis, yo no inventé el SEO)

Lo que queremos hacer con el HC© es optimizar el impacto de las campañas orientando la comunicación al lenguaje de tus clusters.

Pongamos un ejemplo: Millennials. Jóvenes, digitales, volátiles. Perfecto, hagamos una campaña para los millennials. Atacaremos las RR.SS., haremos cosas digitales, móviles, impactantes…

Pero un momento…

Hay millennials a los que les gusta salir de bares, y otros a los que les gusta jugar a juegos de rol en casa. Hay millennials que van los domingos a ver el fútbol, y otros que disfrutan de una jam en acústico. Millennials que beben cerveza, y millennials que beben té.

¿Por qué te vas a comunicar a todos por igual?

Aquí es donde implementamos el factor multiplicador de nuestra fórmula, eso que llamamos DC (Data Cluster).

La importancia no está solamente en hacer una campaña multicanal, o hacer un contenido de calidad. Es más, no estaremos optimizando nuestras campañas si no conseguimos conectar con los clusters (que no son los targets). De poco vale una historia contada a un público que no le interesa.

Queremos conectar, y queremos hacerlo creando relaciones a largo plazo, y eso solamente se puede conseguir creando historias de calidad pero contadas con diferentes lenguajes.

De esto y mil horas más, ha surgido esta fórmula que hemos empezado a aplicar como una metodología de estrategia creativa.

¿Quieres saber más de ella? ¿Quieres empezar a enamorar con ella?

Escríbenos, llámanos, mándanos una paloma mensajera o vente directamente a Gran Vía 69, 804 (Madrid) y te recibiremos Hitcheando desde el minuto uno.

Hitch Content©.

La historia que nos une

 

 

servicios
Empresas
Consultoría
Productos+Servicios
Comunicaciones
Estudios
Sofware Development
Data Driven Business
Machibne Learning
Calle Gran Vía 69, Oficina 804 | Madrid
content
TV
Blog
Descargas
Empresas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies