¿Por qué la media de un director de marketing en su puesto de trabajo es de dos años, y Marcos de Quinto ha durado 36 en Coca-Cola?

“Después de hacer este capítulo contigo, ya no sé a quién invitar…”, eso le dije a Marcos de Quinto cuando se apagaron las cámaras aquel 26 de mayo del 2015 tras la entrevista con El Despacho de Kotler. 

No quiero escribir estas líneas para hablar de aquel día. Eso quedará ahí. Sin más… Un precioso recuerdo. Una ayuda de incalculable valor que Marcos en un momento determinado, aun no logro saber por qué, decidió ofrecernos. Gracias de todo corazón.

Ahora que te marchas desde tu posición de CMO, sí me gustaría de algún modo transmitir, sin citar nombres, lo que percibí que suponías para el sector del marketing al menos en nuestro país.

A lo largo de los dos últimos años he estado junto a los mejores Directores de Marketing, de las marcas más conocidas nacional e internacionalmente, y todos transmitían profundo respecto hacia Marcos. Diría más, porque hoy me apetece, porque hoy Marcos se lo merece. Cuando yo decía que De Quinto había pasado por nuestro programa, el resto también querían estar. La verdad, así lo he sentido siempre.

Marcos es como un espejo donde mirarse si te gusta la Dirección de Marketing. Yo estoy convencido que los demás Directores de Marketing no envidian la marca. Envidian a la persona. Estoy hablando de la persona, no de capacidades presupuestarías por estar en Coca-Cola. Estoy hablando de un carácter, de un profesional. De hecho, estos días me pregunto ¿por qué si la media de un director de marketing en su puesto de trabajo es de dos años, Marcos ha durado 36 en Coca-Cola? Invito, con humildad, a reflexionar sobre ese dato.

¿Cuántos Directores de Marketing conocéis que sean capaces de trascender sobre la marca que representan? ¿Sin buscar intereses personales cortoplacistas? ¿Cuántas noticias más veremos inundar las redes sociales con Directores de Marketing que abandonan sus puestos?

Marcos es y ha sido muy especial en su forma de hacer las cosas, en su manera de comunicarlas. Si utilizara un simil taurino, me apetecería decir que en Twitter estaba siempre a puerta gayola, pero como le gustan las carreras de motor como a mí, diría que ha estado siempre con el DRS abierto. Pedal a fondo. Viviendo la marca ¡sin apego!

Hoy recuerdo cuando me dijo en directo: “He estado dispuesto a dejar la compañía cada día me vida.”Por lo que a mí, tu despedida, como si me lo tomara como algo personal, como si pudiéramos intimar con cierta confidencialidad, me despertó una sonrisa en la cara.

Suerte en tu nueva vida, allá donde quieras y como quieras. En el desierto o, ¡vuelve a sacar el scalextric! y ponte a jugar… Haz lo que te apetezca, porque te lo has ganado, sobre todo nuestro cariño y respeto.

Alberto Hernández Bravo
CEO & Founder El Despacho de Kotler

 

Logo El despacho Dekotler blanco

Calle Gran Vía 69, Oficina 804 | Madrid

© El Despacho de Kotler 2017. Todos los derechos reservados. Aviso Legal del sitio web. Contacta con nosotros

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies